3 deliciosos postres con vino que tienes que probar

Si quieres sorprender a tus invitados (o si eres un wine lover) prueba con estos 3 deliciosos postres con vino, fáciles y sencillos de hacer en casa.

Mousse de vino tinto

Un postre con vino irresistible pues va acompañado de chocolate y frutos del bosque.

¿Qué necesitas?

  • 50 ml. de vino tinto
  • 200 gr. de mermelada de frutos rojos
  • 3 huevos
  • 250 gr. de nata montada
  • 80 gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo

¿Cómo prepararlo?

Primero pon a hervir el vino en un cazo junto con el azúcar, hasta lograr un almíbar un tanto espeso. Echa después el cacao y la mermelada y remueve toda la mezcla. Monta las claras del huevo en un recipiente y cuando vayan teniendo consistencia, echa el almíbar de vino templado sin dejar de batir y lentamente. Ahora monta la nata bien y añádela a la mousse removiendo para igualar las texturas. Viértela en copas y enfria en el frigorífico.

Peras al vino

Para realizar esta receta conviene que uses peras con forma de campana, de una variedad con carne tierna y jugosa.

¿Qué necesitas?

  • 4 peras
  • 1/2 litro de vino tinto
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 cáscara de naranja y 1 cáscara de limón
  • 1 rama de canela

¿Cómo prepararlo?

Primero pela las peras y quítales la base para que se asienten en la cazuela. Usa una cazuela donde entren bien las 4 peras y que sobre algo de espacio para echar luego el vino. A continuación echa el vino y ponlo a calentar a fuego medio. Al cabo de un rato añade el azúcar y remueve. Por último, echa la canela en rama, la cáscara de naranja y la de limón. Cocina las peras durante unos 30 minutos a fuego medio. Riega las peras cada 5 minutos con el almíbar de vino para que no queden secas. Al final, comprueba con un pincho que estén tiernas.

Pueden consumirse tanto frías como templadas.

Helado de vino

¡Ideal para el verano! Y para cualquier otra época del año. Este es uno de los postres con vino más refrescante y delicioso.

¿Qué necesitas?

  • Una botella de vino tinto
  • 400 ml de nata
  • 250 ml de leche condensada
  • Una ramita de canela

¿Cómo prepararlo?

Primero pon a hervir el vino tinto durante unos 40 minutos junto con la ramita de canela. Después deja que se enfríe, quita la canela y mételo en la nevera durante 24 horas. En otro recipiente monta la nata y échale la leche condensada y el vino de la nevera. Mézclalo bien todo y lo guardas en el congelador durante al menos 4 horas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *